¿Qué es el zen y cómo lo puedes aplicar a tu vida?

 

Lo has escuchado, lo sabemos. “La escuela zen”, “la corriente zen” o como quiera que se te haya presentado en tu vida es un concepto muy popular que viene de la escuela budista que surgió en India y se desarrolló en China. Pero eso nos lo dirá cualquier resultado en Google, ¿no? ¿Qué es verdaderamente el zen? ¿De qué te sirve en tu vida?

 

El zen se basa en la búsqueda de la iluminación a través de la meditación. Se usa la corriente para enseñar a los que la practican a “despertar”. Es una rama del budismo que apela directamente a la mente y a la conciencia, pues sólo haciéndolo es como puedes alcanzar la plena experiencia de vivir.

 

El zen considera que la mente es idéntica a la realidad, entonces si queremos llegar a un pleno despertar tenemos que aproximarnos a eso que nos hace percibir todo lo que nos rodea. De ahí la importancia de la meditación y que la consideren como la principal herramienta.

 

La meditación, aquella práctica que nos traerá todos estos beneficios de bienestar, conciencia de sí mismo y paz interior, es una actividad que especialistas recomiendan practiquemos constantemente. No sólo nos permitirá concentrarnos y relajarnos hasta liberar la conciencia, sino que podremos estar bien pase lo que pase a nuestro alrededor. Pero, ¿cómo hacerlo?

 

El primer paso que nos recomiendan es encontrar un lugar con un ambiente tranquilo. En Royal View contamos con un Zen Garden que es ideal si quieres meditar, pues es un lugar diseñado exclusivamente para este tipo de sensaciones que estás buscando.

 

Una vez ahí, debemos desconectarnos de los estímulos externos que invaden la mente: no queremos nada de interrupciones. El tiempo que le dediques puede ser tan corto como 5 minutos o tan largo como 20. Dependerá de qué tanta práctica tengas. Lo que sí es importante es que sea parte de tu rutina.

 

Siéntate en una posición cómoda después de estirar un poco, cierra los ojos y enfócate en la tranquilidad de tu mente. Sigue tu respiración, elimina todo pensamiento y trata de despejar tu mente. Puedes repetir un mantra (sonido, palabra o frase) para permitirte entrar por completo a la meditación. Visualízate en un lugar tranquilo y explora. Tu ser debe estar en completa calma. Después explora tu cuerpo, siéntelo estar, existir.

 

¿Ves como no es difícil? Lo difícil es empezar, pero una vez que aceptes que te mereces un momento con nadie más que contigo mismo, las cosas cambiarán para bien de inmediato.

 

Los beneficios de la meditación son incontables, en especial de acostumbrarte a hacerlo diariamente. ¡Anímate! En Royal View existe el lugar ideal para hacerlo.

 

Fuente: Budismo

Related Posts

Leave a comment

%d bloggers like this: