Hogar limpio, cuerpo libre de enfermedades

 

 

¿Sabías que todo lo que pase a menos de 100 metros del hogar penetra en él?

 

No queremos asustarte, pero sí es muy importante que un hogar se encuentre limpio y sea constantemente aseado, pues todos los contaminantes que entran a él pueden dañar la salud.

 

De acuerdo a un estudio de la Universidad de Arizona, los niños menores de cinco años son los más vulnerables, pues su organismo se afecta más fácilmente al ingerir, inhalar o tocar microorganismos de virus, bacterias y hongos.

 

Las alergias son las más frecuentes, pues son ocasionadas por la humedad y esta contaminación del ambiente. Además, incluso el no lavarse las manos puede ocasionar diarrea.

 

Los niños que viven en hogares correctamente desinfectados tienen un 40% menos riesgo de contraer enfermedades. Así que ya lo sabes, si quieres que tu hijo tenga una mejor salud, debes adoptar ciertas medidas de higiene diaria en los diferentes espacios de tu hogar. Aquí te decimos algunos.

 

  • En la cocina: que el aseo sea diario, evitar acumular platos sucios, procurar usar agua y jabón o limpiadores especiales para toda el área.
  • En los baños: asear de manera cotidiana el inodoro, lavamanos y ducha; procura los limpiadores con cloro.
  • En la habitación: abrir las ventanas todos los días para que circule el aire, limpiar con trapo húmedo los elementos que recogen mucho polvo, cambiar sábanas una vez a la semana, limpiar el colchón cada día, evitar muñecos de lana.

 

Fuente: ABC del bebé

 

Leave a comment

%d bloggers like this: