Consejos para elegir la alfombra perfecta

Si eres de esas personas a las que les encanta cuidar cada detalle de su hogar, sabes lo importante que es la decoración. Las alfombras son elementos que ayudan a dar calidez a las estancias, además de que ayudan a delimitar espacios y a dar un toque de estilo a una habitación. Hoy te compartimos algunas consideraciones a tener en cuenta.

¿Qué considerar?

Es importante elegir el modelo adecuado para que armonice con el ambiente y así evitar que se convierta en un punto discordante.

  • Saber para qué la vas a utilizar. Para renovar una estancia, puedes darle mayor peso al color y diseño de la alfombra, pero si lo que buscas es comodidad y calidez, entonces concéntrate en el tamaño y el material.
  • Elige el estilo y el color. Prefiere los estampados simples si en la estancia existen otros textiles como cortinas o cojines. En cambio, si la decoración es minimalista o neutra, prefiere modelos con colores más vivos y llamativos para que juegues con los contrastes.
  • Considera el mobiliario. Toma las medidas del lugar donde vas a colocar la alfombra y ten en cuenta los muebles que estén alrededor.
  • Material y calidad. Considera una inversión inicial mayor si quieres una alfombra fácil de mantener y que dure mucho tiempo.
  • Escoge la forma de la alfombra según sea la habitación. Es decir, cuadrada, rectangular, circular…

 

¿Qué tipo de alfombra?

Existen diferente tipos de alfombra según el pelaje y el diseño o trenzado.

  • Bucle liso. Son alfombras de lana tejida que forma pequeños rulos compactos alineados en la misma altura. Son apropiados para espacios donde circula mucha gente.
  • Bucle estructurado. Están realizadas por bucles de lana tejida a distintas altura, creando relieve. Esto hace que sean modelos muy resistentes.
  • Pelo cortado. Su acabado es aterciopelado y agradable al tacto.
  • Tipo Frieze. Similares a las de pelo cortado, pero más resistentes.

¿Cuál material?
Hay diferentes tipos de materiales entre los cuales elegir.

  • Lana. Resistente y suave, pero de cuidados especiales.
  • Nylon. Fibra de gran resistencia al apelmazamiento y al desplazamiento, por lo que recomendables para espacios de mucho tránsito.
  • Polipropileno. Resistente a la humedad y manchas, aunque no la opción más estética para tu sala.
  • Poliéster. Es bastante resistente al desgaste, repele la humedad y su limpieza y mantenimiento son sencillos.
  • Acrílico. Resiste muy bien la suciedad y es fácil de limpiar, además de que puedes elegir entre una amplia variedad de colores.
  • Fibras vegetales. Yute, sisal, coco, tatami, esteras…Dan un aspecto muy natural al ambiente y son resistentes, pero nada sencillas de limpiar.

Considera estos factores cuando vayas a comprar una alfombra y conseguirás el modelo ideal para tu apartamento.

Fuente: Decoración Sueca

Leave a comment

%d bloggers like this: